jueves, 26 de abril de 2007

Recursión: 2 aplicaciones prácticas

(Para entender la recursión, primero hay que entender la recursión.)

Tras varios estudios estadísticos, las empresas de ferrocarril han descubierto que la mayoría de los accidentes de trenes ocurren en el último vagón. Los comités directivos han solucionado el problema eliminando el último vagón de los trenes.

Se sabe que el cerebro puede "entonar" la última sílaba de un verso de una canción, aún cuando no es pronunciada. Esta ventaja es aprovechada por Los Chalchaleros, quienes, recursivamente, jamás cantaron nada.

2 comentarios:

waldo dijo...

Ya lo decían The Beatles:
“We all live in a recursive subroutine,
a recursive subroutine, a recursive subroutine, a recursive subroutine, ..."

El Viajero Forestal dijo...

Mientras no aplique éste razonamiento a la teoría de la manada seguirá siendo mi psicópata favorito. Cuando lo haga, dejará de ser favorito, pero mantendrá el psicópata.